Tour en el Palacio Barolo

Esta magnífica construcción lleva el nombre del empresario italiano Luigi Barolo, quien le encargó al arquitecto Mario Palanti un edificio que fuera no solo el asiento de sus intereses económicos, sino que también expresara la admiración a la Divina Comedia de Dante Alighieri, que ambos emprendedores compartían.

El Barolo en sus muros señales de una época de oro de Buenos Aires. Los 22 pisos, que culminan en el Faro, permiten vivir una experiencia inigualable, dejan fluir la imaginación a través del tiempo.

Presenta una arquitectura única, mezcla del neorromántico y neogótico. Además, la cúpula tiene un estilo indio de la región de Bhubaneshwar, la cual representa la unión tántrica entre Dante y Beatrice, los protagonistas de la Divina Comedia.

Miqueas Thärigen fue quien inició las actividades de promoción y difusión cultural del Histórico Palacio Barolo,  con el propósito de incrementar el prestigio del edificio y la labor que realizaron y realizan sus copropietarios  dentro del mismo, porque gracias a todos ellos las visitas guiadas son posibles. Pero, por sobre todo, su objetivo es lograr que el Palacio sea reconocido como el edificio más emblemático de la ciudad de Buenos Aires.

Su bisabuelo, Carlos E. Jorio, un apasionado de la Divina Comedia, adquirió una oficina en 1926 para ejercer su profesión. Como consecuencia Miqueas  estudió la Historia y exploró cada rincón del edificio.  Una vez finalizados sus estudios de medicina decidió llevar adelante el proyecto ¨Palacio Barolo Tours¨ al cual se sumó su hermano Tomás, y ambos promueven el arte y difusión del mismo. Juntos realizan las visitasguiadas con gran entusiasmo. Todos estos años de trabajo como guías les permitieron vivir experiencias maravillosas, conocer gente de todas partes del mundo y recibir excelentes comentarios, cartas y hasta libros firmados por ellos.

El paseo que propone Palacio Barolo Tours recorre el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso termina con una vista increíble de la ciudad desde cien metros de altura. Se asciende hasta el Faro donde se puede apreciar una panorámica de Buenos Aires, incluidos el Congreso y la Casa Rosada. En las visitas nocturnas se enciende el faro para iluminar la majestuosa ciudad y, para culminar la noche, los visitantes disfrutan de una copa de vino y algunas delicatessen en una oficina especialmente ambientada de los años veinte.

http://www.palaciobarolotours.com/

Horarios 

·        Visitas Diurnas, con reserva, de 45 minutos de duración:

Lunes y jueves a las 16, 17, 18 y 19.

Miércoles y viernes: a las 16, 17 y 18.

Sábados a las 15, 16, 17 y 18.

·        Visitas nocturnas, con reserva, de una hora y media de duración:

Miércoles, viernes y sábados a las 20.

Jueves a las 20. 30.




No hay comentarios

Añadir más