perito-moreno-calafate

Experiencia glaciar

Desde El Calafate y El Chaltén, en Santa Cruz, se puede iniciar la travesía para conocer cinco masas de hielo impactantes.

Inmensos, solitarios, resplandecientes. Se levantan como un frontón desde el agua inmóvil. Trepan con fuerza las laderas de los cerros. Se tornan azules según cómo les de la luz. Exhiben sus grietas profundas y sus picos tallados. Cautivantes, los glaciares son los mayores atractivos de esta zona de la Patagonia, en el costado cordillerano de Santa Cruz. Es difícil encontrar una línea que divida los kilómetros del hielo con el horizonte. Pasar unos minutos frente a ellos es una manera de que el tiempo, como la masa blanca, quede congelado.

El Calafate y El Chaltén son puntos estratégicos para conocer los atractivos del Parque Nacional Los Glaciares, en el sudoeste de la provincia de Santa Cruz y en el límite con Chile. Una caminata por las calles de esas ciudades basta para escuchar infinidad de idiomas e identificar mochilas y hasta casas rodantes de diferentes partes del mundo, que llegan para asombrarse frente al hielo. Aquí, una guía para visitar cinco glaciares:

1. Perito Moreno

El más conocido, la postal popular de la Patagonia argentina en el mundo. Con origen en el campo de hielo patagónico sur, tiene un frente de 5 kilómetros de longitud y una altura de 60 metros sobre el agua del brazo sur del Lago Argentino. Una de las opciones para visitarlo es simplemente descender las rampas y sentarse frente a él: los minutos regalarán diferentes colores, estruendos y pequeños desprendimientos de hielo y su vertiginosa caída al agua. Se puede ingresar al parque con vehículo propio, transfers desde El Calafate o en excursiones, y los horarios dependen de la temporada en la que se visite. Otra alternativa es treparse al mismísimo hielo: la empresa Hielo&Aventura organiza la excursión de Minitrekking, que con grampones y guías permiten caminar sobre un lateral del glaciar (no es necesario ser un experto para hacerlo). Para los más avezados está la salida Big Ice, de mayor duración y complejidad.

2. SPegazzini

El agua deja de ser transitable ya que una enorme masa de hielo hace de muro. No hay orilla, no hay playa: cuando termina el espejo del Lago Argentino se eleva el Spe- gazzini, el más alto del Parque Nacional Los Glaciares, con un frente que alcanza los 135 metros sobre el agua y cuyo límite superior bordea territorio chileno. Desde Puerto Bandera parten las embarcaciones para navegar el brazo norte y el Spegazzini, que conduce a él. En el camino aparecen algunos témpanos, desprendidos de la masa principal y de azul intenso. Desde Calafate sale todas las mañanas el tour “Ríos de hie- lo express”, que hace una navegación también por el Upsala.

3. Upsala

Es el tercer glaciar más grande de Sudamérica, con una superficie aproximada de 765 km2. El camino para quedar frente al Upsala es, en su inicio, el mismo que lleva al Spegazzini, pero un giro hacia el brazo norte deposita la embarcación frente a este gigante blanco. También hay una opción terrestre para acercarse a este glaciar: la Estancia Cristi- na organiza una excursión llamada “Discovery Upsala”, que después de una navegación por el Lago Argentino y otro tramo en 4×4, conduce a un mirador. Desde ahí parte un trekking que te acerca aún más a las paredes de hielo.

En kayac en el glaciar Upsala

4. Torre

La caminata es larga pero sin dudas vale la pena, tanto por el recorrido como por la meta final: se calculan 9 horas para salir y regresar a El Chaltén, aunque a paso moderado es posible completarlo en menos tiempo. El glaciar Torre está sobre la laguna y al pie del cerro que llevan el mismo nombre, re- costados sobre el cordón montañoso de Las Adelas y parte del macizo del Cerro Fitz Roy. El camino acompaña el curso del río Fitz Roy, pasa por bosques y planicies abiertas, permite acercarse a cascadas y miradores desde los que tener una vista completa de la zona. Es posible pernoctar en el campamento base De Agostini; 15 minutos de marcha después de ese punto se accede a la laguna y el glaciar, que en vera- no desprende sus témpanos hacia la orilla.

5. Viedma

Es la masa de hielo más grande del Parque Nacional Los Glaciares y el más largo de Sudamérica, ya que tiene 70 kilómetros de longitud (y 2 de frente, con 40 metros sobre el agua, dimensiones impactantes). Desde El Chaltén la salida de los recorridos para conocerlo es Bahía Túnel, a 18 kilómetros del pueblo. Se puede realizar la navegación del Lago Viedma, también una caminata con grampones sobre el hielo y hasta escaladas, según las posibilidades físicas. El Viedma tiene el mismo origen que el Upsala, en el Campo Patagónico Sur, pero des- embocan a 50 kilómetros uno del otro. Patagonia Aventura organiza, según la época del año, cuatro salidas diferentes desde El Chaltén.

 

Trekking sobre el glaciar Perito Moreno

lapiz-copiaDatos útiles

Dónde dormir

Calafate: Hotel Kau Yatún. Este hotel de campo, de la cadena Tremun Hoteles,está ubicado en una antigua estancia remodelada, a seis cuadras del centro del pueblo. Habitaciones cómodas de estilo campestre, entorno silencioso (con los chirridos de las bandurrias como banda de sonido natural) y excelente cocina en El Alambique, su restaurante. Más info:www.kauyatun. com/

El Chaltén: DON Los Cerros. Este hotel boutique y spa es el único establecimiento cinco estrellas de El Chaltén. Su ubicación permite tener una vista panorámica del pueblo, el río de Las Vueltas y los cordones montañosos, y los grandes ventanales ayudan a contemplar la postal. Las habitaciones y los espacios comunes, ideales para el relax. Más info: www. hoteldonloscerrosdelchalten.com

Cómo llegar

Aerolíneas Argentinas y LAN tienen vuelos diarios desde Ezeiza y Aeroparque hacia El Calafate. Hay transfers desde el aeropuerto hacia la ciudad, se pueden contratar en el momento. Desde allí, para ir a El Chaltén la mejor opción es en micro, que salen desde la Terminal. Hay diferentes empresas que cubren los 215 kilómetros por las rutas 3 y 40 y también empresas de alquiler de autos.