gilda-subcoop-de-fotografos-3

Gilda, la milagrosa

“Lo sagrado es lo que te queda cuando ya no hay nada más”. La frase de Philippe Garrel abre la invitación para la exposición de fotos Gilda, “la milagrosa” de Sub, Cooperativa de Fotógrafos, que a partir del sábado 24 de septiembre puede visitarse en Casa Florida Galería. Los trabajos de Sub profundizan en la creación de una identidad colectiva y la realización de investigaciones fotográficas. Y en este caso bucea en una selección de fotos que trasponen el mundo de la cantante tropical para encontrarse con la santidad dada por devoción de la fe de sus seguidores.

Los integrantes del club de fan de Gilda visitan a menudo el cementerio donde se encuentra Gilda y lo transformaron en un lugar social donde se reúnen para compartir el sentimiento que los une.

Gilda consiguió, a fuerza de voluntad y total fe en sí misma, abrirse camino dentro de la bailanta, hasta entonces patrimonio masculino. Su carisma y su dulce voz, la llevó a convertirse en un ídolo popular. Su polleras minis charoladas, su capa azul, las coronas de flores, ya son parte del misticismo que rodea a su imagen. Corta e intensa, su carrera terminó cuando el  7 de septiembre de 1996, murió en un accidente en la ruta luego de un recital. En él murieron también su hija, su madre y tres músicos. Hoy el lugar del accidente se convirtió en santuario, hay estampitas, la gente pide milagros y agradece los realizados por la santa de los desamparados, la santa de la bailanta, la de esa religión pagana que se reza al ritmo de la cumbia.

El santuario de Gilda esta ubicado en el kilómetro 129 de la Ruta Nacional 12, camino a Chajarí, Entre Ríos. El altar se construyó en el lugar donde ocurrió el accidente. Sus seguidores, dejan mensajes, fotos y objetos como modo agradecimiento a las promesas cumplidas.

“Sus fans relacionan su música y su figura con una magia mística y poderosa. Lo cierto es que hoy es natural escucharla en todos lados: en una cancha de fútbol, en un casamiento o en una escuela. Quizás ella esté donde siempre quiso estar: entre el cielo y la tierra”, reza el texto que acompaña las fotos en la página de Sub. Y la muestra recorre ese camino también.  Entre el cielo y la tierra.

lapiz-copiaPuede visitarse hasta el 2 de noviembre en Casa Florida Galería,  José María Paz 1530, Florida, Vte. López, Bs. As. De lunes a viernes de 16 a 20,  sábados de 10 a 14. Otros horarios con cita previ.  Si querés conocer más de la Subcooperativa de fotógrafos entrá aquí




No hay comentarios

Añadir más