Espejo de tela, muy cerca del mar

Como dice Constanza Martínez, “la tela ya forma parte de nuestro ADN”. Y, tal vez, nunca nos ponemos a reflexionar qué lugar ocupan en nuestra vida cotidiana los textiles, y qué sentimientos nos provocan. Sin lugar a dudas tienen un protagonismo imposible de eludir. Desde nuestra vestimenta, hasta la de ventanas, camas, mesas, sillones. La tela forma parte de nuestra vida y de la cultura de los pueblos. Y de esto se trata también la muestra -curada por Martínez-, “Espejo de tela”, que forma parte de una nueva propuesta del Ciclo Jóvenes Curadores, que se desarrolla en el Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata (MAR) y podrá visitarse hasta el 15 de agosto en Félix U. Camet y López de Gomara.

La imponente sala de once metros de altura es el marco perfecto para que diferentes obras creadas por doce artistas se instalen en ella. Ellos son: Ruth Corcuera, Miguel Ángel Cárdenas, Ana Wingeyer, Chiachio & Giannone, Guillermina Baiguera, Guillermina Lynch, Alejandro Bovo Theiler, Daniel Romano, Rosa Skific, Mónica van Asperen, Ariadna Pastorini, a los que se suma la música de Alejo von der Pahlen.  “Fui buscando diferentes situaciones y diferentes niveles de reflexión acerca de estos múltiples usos del textil”, comenta Martínez cuando se le pregunta cómo fue la selección de estos artistas. Y agrega: “Espejo de tela habla de la omnipresencia del textil en nuestra vida, y a lo largo de la historia de la humanidad, porque la muestra se abre con una cita que toma la investigadora textil Ruth Corcuera, y que habla justamente del momento fundante en la historia de la humanidad: el pasaje del hombre cazador a la agricultura, como momento fundante también de la cultura y allí es donde ella ubica el textil”, señala Constanza Martínez.

Colores, tramas, texturas, brillos, bordados, desde crisálidas coloridas de polillas dentro de frascos de vidrios, hasta la delicadeza del punto araña, unos gigantes jardineros que danzan en las alturas, un bosque en donde cada pieza cuenta una historia, textiles emocionales de los filmes, un mural de Nordelta, o los pares que se visten iguales, por oficio o por casualidad, plasmados en enormes telas que cuelgan del techo, los musicales de distintas épocas con sus vestuarios. “La idea es como ir leyendo todas estas claves textiles y los diferentes niveles, más conscientes, más inconscientes, el textil en la historia, la observación de la tela, la observación de la naturaleza, reflejos del paisaje, y como eso se puede multiplicar en otro, tanto como reflejo y como espejo”, analiza Martínez.

Durante los meses que durará la exposición “Espejo de tela”, se realizarán actividades especiales junto con los artistas que integran la muestra, donde se podrá participar de forma gratuita.

 

lapiz-copiaSe puede visitar hasta el 15 de agosto, en días de semana de 9 a 17 (excepto los miércoles) y fines de semana y feriados de 12 a 20, con entrada libre y gratuita.




No hay comentarios

Añadir más